Un poco de historia sobre el origen de los Roles Belbin®

Meredith Belbin y su equipo empezaron a estudiar este tema en 1971. Tras numerosos estudios y análisis, identificaron 8 roles diferentes y algo más adelante el noveno rol de equipo. El resultado del estudio fue que el éxito o fracaso de un equipo depende de su capacidad para identificar, gestionar y coordinar las distintas aportaciones de sus miembros.

¿Qué son los Roles de Equipo Belbin®?

Los Roles Belbin® son 9 tipos de comportamiento que podemos observar en las personas de un equipo de trabajo, entre los cuales hay roles de acción, mentales y sociales.

Según Meredith Belbin un rol de equipo es “una tendencia a comportarnos, contribuir y relacionarnos de una manera determinada”.

¿Qué aportan los Roles Belbin® a un equipo?

Personalmente:

En mi experiencia, te quita un peso de encima.

Conocer en qué eres excelente, qué roles puedes desarrollar y cuáles es mejor delegar lo cambia todo.

No tenemos que ser buenos en todo. Por ello, descubrimos cómo somos complementarios y por qué nos necesitamos los unos a los otros en un equipo.

Personalmente, conocer mis roles fuertes me ha permitido evolucionar en mi trabajo haciendo aquello en lo que era mejor y he podido trabajar aquellas debilidades que podían tener un recorrido de aprendizaje. En cambio, siempre busco apoyos en las personas que hacen mejor que yo ciertas tareas.

Mi gran fortaleza es coordinar equipos y proyectos con un componente altamente creativo lo que lleva de la mano que necesito personas a mi alrededor que dediquen más tiempo a implementar las ideas y analizar el resultado final en busca de los errores que yo no veo.

En esta nueva etapa como emprendedora, me doy cuenta de cómo me ha preparado la vida para llevar a cabo todas las tareas que conlleva trabajar de manera autónoma. Pero soy muy consciente de cuáles son mis áreas de fortaleza dónde aporto más valor y pido ayuda en las que desgastan mi energía porque son mis puntos más débiles.

Como Directiva de Recursos Humanos:

  • Me aportaron luz a la hora de ubicar a cada persona en sus roles preferentes, ayudando a cada miembro de los equipos a dar lo mejor de sí mismos.
  • Me ayudaron a resolver conflictos internos.
  • Fueron parte de las formaciones en Liderazgo que impartimos internamente con Directivos, Mandos Intermedios y Jefes de Equipo.
  • Pude ver cómo cambiaba la percepción de algunos de mis compañeros al entender que teníamos roles opuestos sí, pero complementarios y que sumados significaban la excelencia.

Como coach:

Es una herramienta fantástica de diagnóstico 360º tanto a nivel de coaching individual como en coaching de equipos antes y después del proceso. Medimos dónde estamos y tras el trabajo realizado dónde hemos llegado.

Pero ¿esto quiere decir que los Roles Belbin® son fijos?

No. Sí hay ciertos Roles Belbin®  preferentes y otros que puedes desarrollar. Lo cierto y verdad es que siempre hay entre uno y tres en los que es mejor la delegación que poner tu energía en desarrollar algunos de los roles que más te cuestan.

¿Y cómo se trabajan los Roles Belbin® con un equipo?

El proceso se inicia con unos cuestionarios de autoevaluación que van seguidos de los cuestionarios de evaluación de las personas que te conocen bien en tu trabajo, de manera que puedas ver cómo te ves tú y cómo te perciben los demás.

Con los informes individuales se elaboran los informes de equipo.

A mí me gusta trabajar en sala con dinámicas y pruebas que provocan la reflexión y el aprendizaje por experimentación bajando a tierra la teoría de cada uno de los roles.

El aprendizaje se produce cuando el cerebro se emociona

Por ello, las jornadas de Roles de Equipo Belbin®  son una experiencia para el equipo de la que no saldrán indiferentes si se enmarca dentro de un plan de actuación para la mejora continua.

Categorías Empresa