Como explicamos en el artículo anterior del área de empresas, una de las claves para el éxito de los planes de acción de mejora de los equipos de tu organización está en el seguimiento.

En mi experiencia, sin seguimiento no hay avance.

Este seguimiento puede realizarse internamente por Recursos Humanos o por el coach/formador externo en jornadas específicas de revisión tras los procesos de coaching de equipos. Mi recomendación es que sea siempre alguien externo al equipo con el que se ha trabajado, para aportar objetividad al proceso.

¿Cómo puede realizarse el seguimiento?

Existen numerosas metodologías para dinamizar las conversaciones entre los miembros de un equipo, provocando la toma de conciencia y la reflexión sobre  dónde están, qué necesitan y a qué se comprometen para alcanzar sus objetivos.

Como ejemplo, quiero compartir en este artículo la experiencia de los talleres realizados en los centros de servicio de Sulzer antes de mi salida de la empresa junto a mi compañera y ahora sucesora, Lorena Bartolomé Gamboa, utilizando la metodología de Points of You.

¿Cuál era nuestro objetivo?

Diagnosticar el estado actual de cada equipo de trabajo para la elaboración de un plan de acción que priorizase las acciones más relevantes a realizar en los siguientes meses desde el Comité de Dirección.

¿Cómo lo hicimos?

Utilizamos la metodología Points of You: The Coaching Game. Consta de cuatro fases:

Pausa: una jornada que supone una pausa para el equipo para tomar distancia de su día a día.

Ampliar: fase del proceso para ampliar los puntos de vista existentes sobre un asunto concreto a través de la mágica unión de la lógica y la emoción.

Enfoque: el equipo clarifica las opciones más indicadas para su realidad.

Hacer: el equipo pasa a diseñar un plan de acción y lista de compromisos.

¿Qué obtuvimos?

Una imagen clara de las acciones prioritarias en la organización para mejorar la realidad de cada equipo y su bienestar, articulado en un plan dinámico y revisable a través de las acciones de seguimiento internas que el Comité de Dirección irá realizando.

¿En qué podría ser de ayuda ahora en tu organización?

Poniendo al servicio de tu empresa una gran experiencia y una gran pasión por la mejora de los equipos en el entorno laboral para que alcancen sus resultados en un clima de mayor bienestar y motivación.